Convierte tu hidratante común en crema antiestrias

Convierte tu hidratante común en crema antiestrias
5 (100%) 2 votes

Convierte tu crema hidratante en crema antiestrias de tratamiento, las estrías son una afección que se genera por el estiramiento repentino de la piel, en la adolescencia aparecen por el crecimiento y desarrollo del cuerpo; en la edad adulta se dan por aumentos y disminución en el peso, también se salen durante el embarazo. Son marcas en la piel en forma de líneas y según la pigmentación pueden ser rojas, blancas o marrones, son muy difíciles de tratar y lo ideal es prevenirlas diariamente.

Antes en Venezuela habían marcas de crema antiestrias con muy buena calidad para el cuidado de la piel, como Hinds mamá, Nivea y Lubriderm, pero estas ya no se consiguen con facilidad y son muy costosas. En vista de esta situación y siguiendo los consejos de mi madre ahora preparo mi crema casera para prevenir estrías.

Para ello compraremos cualquier crema disponible en el mercado, yo adquiero la más económica que casi siempre es la marca Farmatodo, le agregaremos un chorrito de glicerina aproximadamente 5 ml y un chorro más grande de aproximadamente 10 ml del aceite corporal de tu preferencia, los mejores para la piel son el aceite de almendras, de coco y el de aguacate. Yo conseguí un de aceite de rosa mosqueta en a buen precio y lo aproveché, trae bastante cantidad y huele divino, le estoy dando una oportunidad y es el que estoy usando actualmente.

Esta mezcla es ideal hacerlo en un envase más grande que el original de crema porque me mezcla crecerá, será una crema antiestrias humectante perfecta “repotenciada” y más rendidora, ya para mi es rutina hacer esta mezcla por ahorro, economía y porque realmente funciona.

Aplica diariamente en todo el cuerpo haciendo un masaje fuerte en forma circular en las zonas de interés, estas son: las caderas, los glúteos, las piernas y los brazos. Durante el embarazo hay que triplicar la humectación de la piel para prevenir las estrías, debe aplicarse esta crema tres veces al día en forma generosa, masajear la barriga y los senos por varios minutos.